Manual de buenas prácticas para crear un sitio multilingüe

Una web multilingüe se define como aquella cuyos contenidos se ofrecen en más de un idioma, como podría ser la página de una empresa de latinoamérica con una versión en inglés y otra en español.

La complejidad a la hora de abordar la creación de un sitio web multilingüe, queda de manifiesto en el hecho de que van a coexistir al mismo tiempo distintas versiones de un mismo sitio, por lo que el número de incidencias también va a aumentar de forma proporcional al número de versiones que administremos.

Es por ello necesario tener en consideración algunas prácticas y directrices que nos permitan afrontar con éxito esta tarea, cumpliendo con los requisitos que Google demanda, para no ser visto con malos ojos por el buscador.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que Google determinará el idioma de la web analizando el contenido visible de la misma (no tienen efecto los atributos que existan a nivel de código fuente sobre ello, como es el atributo “lang”). Lo recomendable en este caso es tener nues5889720469_f0c7911794tros contenidos en un único idioma para todas las páginas, y evitar el uso simultáneo de versiones bilingües. Por supuesto, evitar en la medida de lo posible usar traductores automáticos, muchas veces las traducciones carecen de sentido y puede ser interpretado por Google como spam. En caso de utilizarlos, tendremos que asegurarnos de que nuestro robots.txt esté configurado para evitar el rastreo de dichas páginas por los motores de búsqueda.

Otra medida a tener en cuenta es el uso de diferentes URL para los contenidos en cada idioma. Google recomienda crear enlaces entre las versiones en distintos idiomas del sitio web, de forma que el usuario pueda cambiar a la versión en su idioma con un sólo click, y evitar el uso de cookies para mostrar estas versiones traducidas.

Del mismo modo, hay que tratar de evitar el redireccionamiento automático según el idioma del usuario detectado. Existe la posibilidad de que estos redireccionamientos impidan a los usuarios y motores de búsqueda ver todas las versiones de nuestro sitio.

Cuidado al seleccionar la URL. Lo ideal es señalar el idioma en la URL, por ejemplo para indicar un subdominio con contenido en italiano: http://ejemplo.ca/it/benvenuto.html . De esta forma podemos ayudar a Google a detectar problemas relacionados con contenido multilingüe de la web.

Mediante estos consejos, tendrás tu sitio web multilingüe optimizado para que el contenido localizado a cada idioma quede reflejado entre los resultados de búsqueda para el idioma adecuado, y preparado para dar el primer paso hacia la internacionalización de tu empresa.

Un comentario en “Manual de buenas prácticas para crear un sitio multilingüe

Los comentarios están cerrados.